La agricultura orgánica puede ser tan lucrativa que la agricultura convencional

Esta semana, Jeff Moyer, director de la granja del Instituto Rodale, dio una serie de conferencias en la ciudad canadiense de Québec, sobre la actualidad de la agricultura orgánica. Hace 16 años, el instituto Rodale ha estado investigando acerca de las mejores prácticas en agricultura orgánica, compartiendo este conocimiento con productores y científicos a través del mundo, en su objetivo de lograr políticas que apoyen a los agricultores y de educar a los consumidores acerca de cómo la agricultura orgánica es una sana opción para la gente y el planeta.

Tradujimos entonces este artículo, publicado originalmente en el periódico Le Soleil, que expone algunos puntos expresados por el señor Moyer, acerca del mito de que la agricultura orgánica es menos eficiente que la convencional ¡Buena lectura!

La agricultura orgánica puede ser tan lucrativa que la agricultura convencional Por: Jean-François Cliche Periódico Le Soleil (Québec-Canadá)
Publicado el 30 de abril de 2015
Vínculo al artículo original: L’agriculture bio peut être aussi productive que la conventionnelle

(Québec) ¿Menos productiva la agricultura orgánica? ¿Paga menos a los agricultores? ¿Menos previsible que la agricultura convencional? ¿Quién puede contar con abono y pesticidas en un caso dado? Estas preguntas son todavía muy controvertidas en ciencia, pero por hacer él mismo la comparación hace decenios, Jeff Moyer cree conocer la respuesta: no, la agricultura orgánica, cuando es bien hecha, no tiene nada que envidiar a las técnicas convencionales.

De visita esta semana en la ciudad de Québec, Jeff Moyer dictará una conferencia invitado por el Instituto de Investigación y de Desarrollo Agroambiental, un grupo de investigación de Québec. M. Moyer es director de granja en el Instituto Rodale de Pennsylvania, lugar en donde se desarrolla desde 1981 la más larga experiencia científica de comparación entre los métodos de producción agrícola industriales y orgánicos.

« Es necesario que los productores sean conscientes de las acciones que realizan y de sus impactos sobre el suelo, el agua, la salud (…) Entonces en el Instituto, observamos la química de los suelos, su microbiología, las emisiones de gases que causan el efecto de invernadero, la calidad del agua y las ventajas económicas, porque nada podrá hacerse en agricultura orgánica si no existen ventajas económicas. Y lo que resulta es que sí, se pueden obtener los mismos rendimientos con lo orgánico, consumiendo menos energía, emitiendo menos gases de invernadero, contaminando menos y haciendo más dinero » sostiene Moyer.

Pensar que un terreno pueda producir sin fertilizante químico puede parecer algo que va en contra del sentido elemental, pero la idea, alega el señor Moyer, es que el suelo tiene una vida que ayuda al crecimiento de las plantas. Ahora bien, esta vida es destruida por el fertilizante, los herbicidas y los insecticidas, aunque todos estos productos químicos no harán más que compensar la vida que destruyen.

Estudios contradictorios

Algunos grupos de investigación, diferentes a los del Instituto Rodale, han concluido también que la orgánico puede ser tan productivo que la agricultura industrial, pero es una posición minoritaria en la comunidad científica. Dos importantes estudios publicados en los últimos años en las publicaciones Nature y en los Annales de la Société royale – Biologie indican que la agricultura orgánica es de 20 a 25% menos productiva, aunque la diferencia es todavía más breve en ciertos cultivos como las leguminosas.

Moyer es consciente de esto, pero esta diferencia se explicada, según él « en quienes han hecho estos estudios y la manera cómo los han efectuado. En general, los productores obtienen los mismos resultados que nosotros. La transición de la agricultura convencional a la orgánica es como cualquier otra transición: Hay un aprendizaje a efectuar, sea de parte de los productores o de los investigadores. En orgánico, usted no puede contar más con las añadiduras de los fertilizantes, de los pesticidas, pero usted debe remplazarlos por sus conocimientos del suelo, de la biología de las plantas, de los insectos, etc »

Por otro lado, admite Moyer, el Instituto Rodale experimentó una baja de rendimiento al principio de los años 80, cuando pasó su granja a un sistema productivo orgánico. Esta baja inicial puede, de todos modos, ser evitada con una buena rotación de cultivos.

Pero… Pero si lo orgánico tiene tan buenas ventajas, entonces ¿Por qué los productores no viran literalmente a este sistema? Hay algunas « conversiones » cada año, pero «verdaderamente no suficientes », reconoce Moyer, quien explica esta relativa falta de entusiasmo a un sistema de subvenciones que incitan a los agricultores a mantener sus maneras convencionales de hacer, así como a factores sociales y culturales. «Si usted es un joven agricultor y quiere dar el salto hacia lo orgánico, los agricultores más viejos alrededor de usted no lo tomarán necesariamente como una buena cosa. A los ojos de estos, eso puede querer decir que ellos han estado actuando mal hace décadas. En comunidades rurales cerradas, es un asunto difícil »

Traducción del francés: Natalia Fernández-Ruiz

Anuncios